jueves, 18 de junio de 2015

BIZCOCHÓN

Hace unas semanas cayó en mi poder un libro magnifico escrito por Pamela Rodríguez y
prologado por Mikel López Iturriaga. Su título es “Postres y otras Dulcerías”, y es ese tipo de libro que al abrirlo te incita a ponerte inmediatamente a preparar esos postres y dulces tan ricos que nos presenta Pamela, autora del blog Uno de dos. Muchos son dulces de toda la vida, también tiene algunos panes y algo de salado y hay que destacar una extraordinaria sección de dulces gallegos que te harán perder el sentido.

Y es en la sección gallega donde descubrí un bizcocho que me llamó la atención. Se parecía mucho al que comíamos cuando íbamos al pueblo de mi tía Flora, Quintanilla de Losada (León). ¡Estaba tan rico y tan esponjoso!
Y aunque este bizcocho dice Pamela en el libro que nunca falta en ninguna sobremesa o celebración gallega, pensé que podría ser el que mi tía nos daba porque la comarca de La Cabrera, que es donde está Quintanilla y Robledo de Losada, es una zona de León con claras  influencias celtas y limítrofe con Orense.  

El bizcocho es realmente esponjoso y  su sabor ha conseguido transportarme a los veranos de mi niñez que pasé con mi hermano Javier en el pueblo de mi padre. ¡Nunca pensé que volvería a probar de nuevo aquel bizcocho tan rico que mi tía Flora nos ponía para merendar! Gracias, Pamela, por tu receta.


domingo, 31 de mayo de 2015

CREPES DE PUERRO, CALABACÍN Y QUESO DE CABRA

Este año por mi santo, mi hermano Javier me regaló el libro “En familia con Karlos
Arguiñano”. Es un libro pensado para cocinar en casa y que incluye infinidad de recetas que pueden hacer la vida de tu familia y amigos más placentera. Las recetas están explicadas de manera sencilla y van acompañadas de unas fotos espectaculares.

De la receta original que aparece en el libro de Arguiñano, he reducido la cantidad de puerro y aumentado la cantidad de calabacín para que el relleno de verduras tenga más sabor a calabacín, que es una verdura que nos gusta mucho en casa. Además he aumentado ligeramente la cantidad de queso de cabra y, finalmente, he utilizado una reducción de Pedro Ximenez en vez la reducción de vino de Oporto que nos propone Karlos Arguiñano.

Espero que os guste tanto como nos gusta a nosotros. Y que disfrutéis con esta maravillosa receta. Nosotros ya la hemos probado infinidad de veces desde que el pasado 19 de marzo cayó en mis manos este magnífico libro.

jueves, 30 de abril de 2015

TRENZA DE TERNERA


Este plato es uno de los que más gusta en mi casa y por el que recibo quejas continuas por no hacerlo más a menudo. De hecho solamente suelo prepararlos cuando tengo invitados a comer, y en particular si los invitados son mi amigo Antonio y su familia, que se pirran por mi trenza de ternera.

Tengo que deciros que esta receta la saqué de un libro que me parece genial por su manera de contar recetas que siempre salen, y  al que se añade unas fotografías espectaculares que te hacen segregar saliva al instante. He variado un poco las cantidades de harina en la masa y también he aumentado la cantidad del relleno, aparte de utilizar chalotas en lugar de cebolla, pero en esencia es la receta que Su nos presenta en su magnífico libro Webos fritos, Recetas y momentos.

Espero que os guste a todos, y en especial a Elisabeth Bustos que desde Valencia me ha dado un pequeño empujoncito para retomar las actividades del blog. Porque la verdad es que tiene razón cuando me dice que lo tengo abandonado…


lunes, 23 de febrero de 2015

PAN EN CAZUELA

Este pan es una variación del "pan con masa vieja en cazuela" que nos presenta Ibán
Yarza en su libro "Pan Casero". Un libro que a mi entender es una pequeña joya panarra y que se hace imprescindible desde el mismo momento en que cae en tus manos. 

Introduce una nueva técnica de horneado muy efectiva, que es utilizar una cazuela que se pueda meter en el horno. Valdrá cualquier cazuela grande metálica que tengamos en casa, pero la que mejor resultado dará será la pesada cazuela de hierro colado de Le Creuset. La cazuela imita muy bien a un horno de panadero puesto que transmite mucho calor de manera uniforme. Además, como con la tapa puesta la cazuela es hermética, la propia humedad que libera el pan al hornearse es suficiente para que aumente de tamaño y no necesitarás añadir humedad como se hace normalmente cuando hacemos pan en casa.

Conseguirás panes esponjosos y de gran volumen con una corteza extraordinaria. 
En los últimos meses este pan lo he repetido infinidad de veces porque no requiere tanto tiempo de levado como el pan de masa de madre y en unas horas obtienes un pan de sabor suave y con aromas a pan de pueblo de toda  la vida.

lunes, 22 de diciembre de 2014

TURRÓN DE CHOCOLATE


Aprovechando que está ya muy cerca la Navidad y que ya han comenzado mis vacaciones,
he podido sacar un ratito para compartir con todos vosotros una de las recetas que durante estas fechas me piden en casa sin parar.

Este turrón de chocolate está tan bueno que, durar lo que se dice durar, en mi casa no dura nada. Y este año la casualidad ha propiciado que les guste aún más. Porque empecé su preparación sin percatarme que no tenía arroz inflado chocolateado y cuando ya tenía todos los chocolates y la manteca bien mezclados, ante la falta de krispies,  eché mano de la imaginación y decidí utilizar galletas oreo.

El resultado final es espectacular y ya me piden en casa que repita de nuevo esta variación con galletas oreo. Pero, si tú eres de los clásicos y prefieres el turrón de chocolate tipo Suchard, sigue la fórmula tradicional que tampoco está tan mal.

¡ Feliz Navidad !
  

martes, 28 de octubre de 2014

BIZCOCHO DE COLA CAO


Esta receta de bizcocho es de lo más fácil que te puedes encontrar en un libro de repostería y el resultado es más que aceptable. En mi opinión es perfecto, pero yo reconozco que no soy objetivo porque no me gustan nada los bizcochos en los que se mastica el chocolate. 

En la receta original, que encontré en un librito de Samantha Vallejo-Nágera, es incluso todo más simple porque no utilizaba medidas exactas. Para la harina y el azúcar vaso y medio, para el Cola Cao un vaso y para la leche y el aceite medio vaso. Pero como en esto de la repostería hay que ser un poco más preciso, he preferido dar cantidades exactas para que no aparezcan las dudas típicas sobre el volumen del vaso a utilizar. Porque si te equivocas de vaso arruinarías  completamente el resultado. 

Os animo a todos  a probar esta receta de bizcocho que destaca por su sencillez, esponjosidad del bizcocho y su sabor justo a chocolate. 

Y aunque también podríais utilizar un molde normal de unos 22 cm de diámetro, si seguís mi recomendación y utilizáis un molde tipo corona o bundt tendréis un resultado perfecto, sin las sorpresas que a veces nos encontramos cuando un bizcocho se hunde por el centro.




domingo, 26 de octubre de 2014

HELADO DE CHICLE

Tras algunos meses sin hacer acto de presencia, retomo mis actividades blogueras  
con una recetilla de helado fácil y resultona.

Muchos diréis que no estamos para helados, que lo que ya toca son recetas más contundentes para los tiempos invernales. Pero con este tiempo tan bueno que estamos disfrutando durante este “veranillo del membrillo”, a muchos les apetecerá sofocar estos calores otoñales con un rico helado.

De todos los helados que hago este es el que más le gusta a mi hija Marina, que es muy chiclera ella. Pero como nunca llueve a gusto de todos, Jorge y Álvaro prefieren el de vainilla con galletas Oreo, que tengo pendiente de publicar.

Si te gusta el sabor a chicle de toda la vida y estás un poco sofocado por estos calores otoñales, date un gustazo y ponte manos a la obra.